Usar o no el celular en el aula: Francia lo prohibió y en Argentina se incentiva

Martes 19 de Diciembre de 2017

¿Distracción o herramienta pedagógica? El ministro de Educación francés comunicó que los teléfonos estarán guardados. 

El Gobierno de Francia decidió prohibir el uso de celulares en el aula. La restricción, que incluye su empleo en recreos y otros momentos libres, empezará a aplicarse el año que viene en los colegios e institutos de ese país. El anuncio lo realizó ayer el ministro de Educación francés, Jean-Michel Blanquer. En Argentina, la situación la regula cada jurisdicción. En 2016, en la Provincia de Buenos Aires se derogó la resolución 1728, que limitaba desde 2006 el uso de equipos móviles y dispositivos tecnológicos en horario escolar. Otros distritos no tienen normas, aunque no lo prohíben.
”Estamos trabajando en este tema y puede tomar diferentes formas. Alguien puede necesitar los móviles para fines pedagógicos o para situaciones de emergencia. Por eso, los teléfonos estarán guardados”, explicó Blanquer sobre la implementación de la nueva medida en Francia.
Sobre las razones de la prohibición, el ministro aseguró que el empleo de las pantallas ya es una cuestión de “salud pública”. “Es bueno que los niños no pasen demasiado tiempo delante de ellas, sobre todo antes de los siete años”, remarcó Blanquer.
Según detalla el diario La Vanguardia, a la limitación durante las clases, que ya figura en el código de educación de Francia, ahora se sumará la prohibición durante los recreos y al mediodía, en el horario de almuerzo. La comunidad educativa considera que la modificación se tornará bastante difícil. En especial porque los padres aprovechaban el tiempo libre de los chicos para comunicarse con ellos por teléfono.
 “Hoy el celular es el dispositivo que los niños utilizan para conectarse a Internet. Es una herramienta útil siempre que se la use correctamente”, asegura Marcela Czarny, directora de la Asociación Civil Chicos.net, quien destaca que, en esta línea, se levantó el año pasado la restricción que existía para en las escuelas bonaerenses.
Czarny sostiene que deben existir pautas claras en los colegios, consensuadas con los docentes. “Como parte de la alfabetización digital hay que enseñarle a los chicos a apagar los teléfonos. Hay momentos en los que se los puede sumar al aprendizaje y otros en los que no”, dice Czarny. “Sirven, como una computadora, para buscar información y comunicarse a través de las redes sociales. A su vez, existen aplicaciones educativas valiosas: de matemática, literatura o geografía”, agrega la referente.
Para ella, la decisión de Francia es exagerada. “Es cierto que la mala utilización de los equipos en el colegio complica y que hay docentes que se quejan de que sus alumnos no están concentrados durante las clases por, por ejemplo, utilizar Facebook en el aula. Considero que la solución no es sacar el teléfono de la escuela, sino incluir la tecnología con ciertos límites”, resume Czarny.
 

Últimas Notas