Dos argentinos, en camino al "Nobel" de la educación

Martes 26 de Diciembre de 2017

Un profesor de dibujo y una profesora de inglés fueron elegidos entre los 50 semifinalistas al Global Teacher Prize 2018.

Un profesor de dibujo técnico y una profesora de inglés, ambos de escuelas técnicas argentinas, acaban de ser elegidos entre los 50 semifinalistas al Global Teacher Prize 2018 (GTP), que entrega un millón de dólares al ganador y que es considerado el Premio Nobel de la educación . Los dos argentinos nominados fueron seleccionados entre 40 mil maestros y profesores de secundaria de 173 países del mundo que se presentaron al premio.
Sus nombres son Germán Soto, docente en la Escuela Técnica Fray Luis Beltrán, en la provincia de Corrientes, y Silvana Carnicero Sanguinetti, profesora de inglés especializada en entornos virtuales de aprendizaje de la Escuela Técnica Número 33, en el barrio de Pompeya en Ciudad de Buenos Aires.

Clases tele colaborativas y aprendizaje por proyectos
Adolescentes de 15 años en 15 países distintos, inspirados por sus docentes en el horario de clase, intercambian ideas sobre un proyecto educativo común: "Mis héroes", los héroes sociales del pasado como Mandela o Gandhi o sobre los héroes que los conmueven hoy, no importa si Messi o un cantante pop.
Así, los chicos se conocen a sí mismos y conocen otras maneras de pensar, hablan de los valores que les importan a ellos y a sus pares de países remotos como Pakistán o Uzbekistán o Estados Unidos y se habitúan a moverse en un entorno digital. Y lo hacen a través de un trabajo "tele colaborativo" aprovechando internet, foros, redes sociales, skype y páginas a medida del proyecto y a través de "aprendizaje basado en proyectos".
Eso sucede en CABA, en la Escuela Técnica Número 33 de Pompeya, a la que asisten chicos de áreas vulnerables como Villa Soldati o Lugano, donde la profesora Carnicero Sanguinetti da clases. Carnicero Sanguinetti tiene 44 años y hace 20 años que está frente a un aula: enseña inglés pero también dio clases de educación ciudadana. Cada vez que entra a un aula, pone en marcha toda su experiencia y su larga formación.
Carnicero Sanguinetti es profesora de inglés recibida del Instituto Superior del Profesorado Joaquín V. González, uno de los terciarios míticos cuestionados hoy por el proyecto educativo de CABA que busca la creación de una universidad docente que reemplace a los institutos terciarios.
Esta profesora de secundario también es licenciada en Educación por la Universidad Virtual de Quilmes. Ahora cursa una maestría en tecnologías de la educación en la UBA para completar la especialización en entornos virtuales que obtuvo en la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
"Yo creo que llego a esta preselección por el tipo de innovación que llevo al aula", le dice a LA NACION ante la novedad de su nominación esta docente que además se dedica a capacitar a otros docentes, de todo tipo de asignaturas, para el uso de tecnología en las aulas.
Y tiene razón. Entre los fundamentos para su preselección, la organización del GTP destacó su experiencia con "entornos virtuales que conectaron escuelas alrededor del mundo" y su trabajo para "ayudar a los maestros a incluir tecnología en las aulas".
"Aprenden y al mismo tiempo se familiarizan con el mundo digital", explica la docente. La tarea no es fácil. "Muy poca", dice sobre la conectividad a internet de la escuela técnica en CABA. "Aprovechamos los celulares de los chicos porque muchas de las netbooks que recibieron por Conectar Igualdad ya no andan. Y con los celulares, se prestan conexión a internet a la computadora", explica sobre los obstáculos que enfrenta.
"Trabajamos el cambio climático con alumnos de entre 14 y 17 años de 69 países. Había escuelas de Francia, Inglaterra, Perú, El Salvador. Trabajamos las causas y consecuencias del cambio climático, cómo se da en sus entornos, qué podemos hacer para prevenirlo", cuenta la profesora nominada.
Las dificultades también aparecen en la escuela privada a la hora de plantear innovación pedagógica: "Hay una sala de computación pero la usa el docente del área y son 20 computadoras para toda la primaria y la secundaria. Y es difícil que los docentes de otras materias puedan acceder para trabajos por proyectos"
"Un premio como este puede servir para reconocer el trabajo docente y para que otros se animen a innovar viendo cómo algunos lo hacemos", dice Carnicero Sanguinetti.

Una estrategia educativa innovadora
En 2010, la Escuela Técnica Fray Luis Beltrán de Corrientes tenía un problema: apenas tenía 500 alumnos y cada vez se inscribían menos alumnos. Fue ahí que sus autoridades y docentes se plantearon una estrategia para torcer el destino, el riesgo de tener que cerrar la escuela por falta de interés de la comunidad.
El foco de su plan fue un tarea escolar tradicional, una feria de ciencias. La llamaron "Expo Beltrán" y se volvió clave en el proyecto institucional educativo del colegio. La abrieron a visitas de escuelas primarias de la zona para que los chicos pudieran ver qué ofrecía la escuela. Se convirtió también en la oportunidad de los alumnos para definir sus perfiles profesionales y mostrar de qué eran capaces y con esos resultados, relacionarse con el mundo laboral posible. Reforzó la identidad de la escuela: educación técnica innovadora en las tres orientaciones de la escuela, electricidad, mecánica del automotor y gestión de empresas.
Los resultados llegaron, rápidos: de 750 alumnos en 2012, todos llegados de dos barrios cercanos, pasaron a una matrícula de 1100 alumnos de 65 barrios distintos.
El trabajo de Soto fue central en esa estrategia del equipo docente de la Beltrán. Su iniciativa ya había alcanzado repercusión pública cuando este año llegó a la final del premio Maestros Argentinos que entrega el Poder Ejecutivo, a través del ministerio de Educación nacional, al mejor equipo docente del país, un premio promovido por el ex ministro de Educación nacional Esteban Bullrich e inspirado en el GTP. El presidente Mauricio Macri visitó la "Expo Beltrán" en agosto y se animó a subirse en el auto eléctrico a energía solar que fabricaron los alumnos de la escuela.
"El profesor ha sido el responsable del aumento de la cantidad de alumnos en la escuela técnica, del aumento en la capacidad de su personal docente y de desarrollar relaciones con empleadores para que los estudiantes puedan realizar una carrera profesional después de graduarse". Esos son algunos de las razones, los organizadores del GTP, por las cuales Soto está entre los 50 docentes destacados en esta instancia del premio.
También fue valorado el trabajo de Soto para extender el alcance de la "Expo Beltrán" a través de las redes sociales, que impacta en el crecimiento de las posibilidades profesionales futuras de los alumnos de su escuela.

Prestigiar la docencia
Es la tercera vez que docentes argentinos llegan a esta instancia del GTP, una iniciativa de la Fundación Varkey que ya va por su cuarta edición. El año pasado, la semifinalista fue la docente Silvana Corso y en 2015, las docentes Graciana Goicoechandia e Inés Bulacio.
La Fundación Varkey, con sede en Londres, fue creada por el millonario Sunny Varkey, nacido en India, dueño de una red de contactos que incluye líderes políticos y empresarios de todo el mundo y propietario de la cadena de escuelas privadas GEMS.
El objetivo de la Fundación Varkey y de este galardón internacional es prestigiar la docencia de calidad como manera de garantizar la equidad educativa.
"Nos hemos propuesto mantener este impulso para continuar con nuestro objetivo de devolverles a los maestros el prestigio que merecen como miembros de una de las profesiones más respetadas en la sociedad", expresó Varkey en un comunicado anunciando a los semifinalistas.
En los primeros meses de 2018 se conocerán los 10 finalistas entre quienes estará el ganador, cuyo nombre se dará a conocer, como se viene haciendo en las sucesivas entregas de este premio, en el Foro Global de Educación y Habilidades (GESF, por sus siglas en inglés,) que se llevará cabo en Dubai entre el 17 y el 18 de marzo.
También participan del GSEF ministros de Educación, académicos e investigadores de todo el mundo junto a emprendedores y corporaciones del mercado educativo y ongs especializadas en educación que debaten las principales tendencias y desafíos en el mundo educativo.
El año próximo, por primera vez, el ministerio de Educación de Argentina será "socio" de la Fundación Varkey en la organización del foro, el único ministerio con este grado de compromiso, junto a UNESCO, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Escuela de Educación de Harvard, entre otras instituciones. De acuerdo con la Fundación Varkey, los "socios" del GESF "brindan su conocimiento, experiencia y liderazgo" para lograr reunir a "líderes del sector público, privado y social" en el mismo foro.

Por: Luciana Vazquez

Últimas Notas