Un manual para hablar del #NiUnaMenos en las escuelas

Lunes 04 de Junio de 2018

El gremio de los docentes privados entregó materiales a 480 escuelas para tratar la violencia machista desde jardín hasta la secundaria.

“No necesito pistolas ni casco de militar, por qué jugar a la guerra si yo prefiero abrazar. Quién dijo que los juguetes son de nene o nena, si vamos a vivir juntes, juntes hay que jugar”. Lo anterior es parte de una canción que el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) Rosario entregó a 480 escuelas para que los docentes de jardín y primaria expliquen la violencia contra las mujeres. La iniciativa busca poner en debate en todos los niveles de la educación lo que hoy ocurrirá en las calles de Rosario y el país: una nueva edición de la marcha #Ni Una Menos.
El material pedagógico fue elaborado para los diferentes niveles y tienen bibliografías sobre la temática, actividades para el aula, recursos para los docentes, cartilla de juegos y vídeos con entrevistas. La descarga y utilización de los materiales es pública y los interesados pueden ingresar a la página www.sadoprosario.org.
Silvana Cadahia, secretaria de Cultura y Derechos Humanos de Sadop, explicó que el manual es una serie de apuntes para el aula con distintas temáticas. “El objetivo es instalar en las escuelas la discusión de algunas cuestiones que son emergentes y otras que no lo son tanto como la Educación Sexual Integral, entre otras”, dijo. La mujer apuntó que hay dos desafíos para afrontar. Por un lado, tratar de tener una mirada de la ciencia escolar que critique el modelo androcéntrico, es decir, el que tiene al varón como protagonista. Por otro lado, tratar de dar cuenta de que la tarea educativa es responsabilidad de todos y no sólo de las mujeres. “Es importante transformar la estructura de las dinámicas escolares y hacer una escuela abierta. No hay una receta, pero lo estamos logrando”, explicó.

Cómo avanzar
En el nivel secundario, por ejemplo, el material incluye el texto de Eduardo Galeano “La violencia que nos atraviesa”. Los pedagogos piensan que puede abrir un debate en clase sobre los espacios de las mujeres que se sienten vulneradas en sus derechos. Una de las preguntas sugeridas tras leer el texto es: ¿Por qué la violencia contra las mujeres es considerada una problemática social?

Educar siempre es político
“Nuestro primer apunte fue sobre el Día de Derecho a la Identidad, en homenaje a las Abuelas de Plaza de Mayo por su lucha en la recuperación de los nietos apropiados durante la última dictadura cívico – militar”, rememoró Cadahia. La docente aseguró que la educación siempre es política y los contenidos no son neutrales. “Educamos para la libertad e igualdad. No podemos hablar de violencia de género sin pensar en nosotras mismas. La escuela siempre se ocupó de la mente y nunca del cuerpo. Esta es una manera de empezar a transitarlo. Ya no hay voces en contra. Ya no somos las locas que queremos cambiar el mundo”, recalcó.


La consigna que empezó con un femicidio
La consigna Ni Una Menos nació de un tweet de la poeta y activista Susana Chávez Castillo que fue asesinada en 2011 tras denunciar una serie de crímenes contra las mujeres en el país norteamericano. La frase original era “Ni una menos, ni una muerta más”. Fue apropiada por usuarias de la red social Twitter en un hastag con el que convocaron a la primera movilización el 3 de junio de 2015 después del femicidio de Chiara Paez, una chica de 14 años de Rufino que estaba embarazada y fue ultimada por su novio. Fue y es la síntesis de los reclamos para erradicar la violencia contra las mujeres. En Rosario el lugar elegido para la primera concentración fue la Plaza Montenegro y las organizaciones, sindicatos y demás ciudadanos y ciudadanas marcharon hacia el Monumento a la Bandera. El 25 de noviembre el hastag volvió a llevar a una movilización en el marco del Día Internacional de la Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres que incluyó un periplo de los manifestantes por Tribunales Provinciales. Surgieron campañas por redes sociales y carteles que los familiares de víctimas de femicidios levantaron cada vez más.
En 2016 la marcha del 3 de junio cambió la consigna: “Ni Una Menos. Vivas nos queremos”. En la marcha, con el mismo recorrido (de la Montenegro al Monumento) participó la intendenta Mónica Fein y el gobernador Miguel Lifschitz. En octubre hubo dos nuevas movilizaciones que usaron la consigna. Una en el final del Encuentro Nacional de Mujeres, que fue criticado por algunos medios de comunicación por las pintadas y destrozos en la Catedral, y otra en una nueva concentración para repudiar el femicidio de Lucía Pérez (17) en Mar del Plata.
En 2017 la marcha cambió de lugar y de consigna: “Ni Una Menos. Basta de violencia machista y complicidad estatal”. A diferencia de años anteriores, salió desde la plaza Montenegro hasta el Parque de España.

Por: Paola Cándido
 

Últimas Notas