¿El jerárquico como garante?

Lunes 17 de Septiembre de 2018

En el mes de la educación interesa pensar sobre la complejidad de este cargo a través de una actividad para desarrollar con el equipo docente. ¿Por qué? Hay una necesidad permanente de repensar el rol para su construcción y fortalecimiento y es importante recordar que el desempeño jerárquico lleva implícito un dificultoso equilibrio entre el rol de enseñante y el rol de garante.

El jerárquico educativo, desde su claro posicionamiento de actor político, es garante irrenunciable de la aplicación y el cumplimiento de lo establecido en las políticas educativas. Es el agente del Estado que, en el territorio, en lo cotidiano, debe garantizar dichas prescripciones desde la base fundamental de la educación como derecho para todos los niños, jóvenes y adultos.
Por ende, esta dualidad entre enseñar (a docentes) y garantizar derechos (a niños, jóvenes y adultos destinatarios de los actos educativos) requiere un claro posicionamiento. ¿Por qué planteamos los roles de enseñante/garante como una posible dualidad? Sucede que, en ocasiones, el tiempo de enseñar cuestiones de la práctica a un docente o su resistencia a modificar aspectos de la misma pueden atentar contra el derecho a la educación del alumno. Y es ahí donde el equilibrio planteado requerirá inclinar la balanza.
Este aspecto será abordado en la planificación estratégica y situada, la postura proactiva y el fomento del debate pedagógico, desde la humildad pedagógica. Sin embargo, como complemento de este proceso educativo y de fortalecimiento profesional del conjunto, no debe dejarse de lado que, de resultar necesario, la garantía hace irrenunciable la aplicación de las pautas que la legislación prevé para su concreción.
Con esto no sostenemos que el jerárquico debe transformarse en un aplicador serial de la sanción: en absoluto. En general, a partir de la reflexión compartida, el rol de enseñante promueve la mejora de las prácticas permitiendo el acceso y tránsito exitoso del proceso educativo. Sin embargo, también hay situaciones en las que las resistencias son tan profundas que se afecta el derecho fundamental a la educación. Y en estos casos, si se produce una colisión entre el rol de enseñante y el de garante, se debe hacer lo necesario para que se concrete este último, dado que ante derechos en colisión siempre será prioritario el derecho del niño/joven. No debemos olvidar que esta premisa tiene rango constitucional por reconocimiento de la Convención Internacional de los Derechos del Niño.
Enseñante/garante (uno y otro rol del jerárquico), en equilibrio, requieren del desarrollo y aplicación de competencias de argumentación escritas. Presentamos una actividad integradora para trabajar estos conceptos: a partir del análisis de un caso, se propone integrar el recorrido de los contenidos de gestión-conducción desarrollados, para lo cual se aconseja el registro de las intervenciones posibles. Resulta importante fundamentar las mismas desde aportes bibliográficos y normativos concretos. 

ANÁLISIS DE CASO
Finalizado el primer trimestre en la escuela secundaria que usted dirige, analiza las planillas de calificación para la elaboración de estadísticas que constituyen el PIC (primer informe de calificación). Al observar los datos del primer año, nota en general buenos resultados en las distintas materias, a excepción de Ciencias Sociales y Matemática. En la primera, el porcentaje de alumnos que no alcanzan a aprobar es del 62 % y en la segunda, alcanza al 80 %, con más del 30 % de alumnos aplazados. Desde la Dirección se plantean las siguientes intervenciones:
a. Reunión con la preceptora del curso a fin de analizar la continuidad en la asistencia de los alumnos.
b. Trabajo con las docentes de ambas asignaturas. La de Ciencias Sociales es novel, recién recibida, y la de Matemática tiene 28 años de antigüedad y está a punto de jubilarse.
c. Seguimiento de las trayectorias en Reunión de equipo escolar básico junto al Equipo de orientación escolar (EOE).

Antes de reunirse con las docentes para pensar estrategias conjuntas de abordaje, analiza las planificaciones presentadas, los libros de temas de clases y las producciones de los alumnos.
En la reunión con la docente de Ciencias Sociales, ella expresa que está iniciando su recorrido. Se analiza conjuntamente la metodología empleada en el abordaje de contenidos y se observa que los textos trabajados pueden resultar complejos para alumnos de doce años, muchos de los cuales están construyendo aún su pensamiento lógico-formal. Se sugiere emplear otras estrategias metodológicas que permitan acceder al conocimiento y no restringirse a la interpretación de textos como única forma de acceso. Asimismo, se acuerda que la lectura e interpretación de los mismos es también un contenido de enseñanza. Se conviene con la docente revisar la práctica y se informa que se trabajará en el segundo trimestre acompañando la tarea, incluyendo la misma como foco en el proyecto de supervisión. A la vez, se le ofrece la conformación de una pareja pedagógica con la Bibliotecaria escolar para el acceso y aprovechamiento de los textos y uso de los mismos. Además, se sugiere el trabajo con NTIC, promoviendo un grupo de debate y foro de opinión de videos y simulaciones en redes sociales. La docente se expresa entusiasmada con la idea y sostiene que la experiencia resultará significativa para que los estudiantes logren
aprendizajes, a la vez que será un importante aprendizaje para sí misma.
En la reunión con la docente de Matemática, al plantear los resultados, se propone repensar la práctica basada en repetición algorítmica de ejercicios descontextualizados y se sugiere pasar a la resolución de problemas, con argumentación y validación de resultados. La respuesta que se obtiene de la docente es que no va a cambiar su planificación ni forma de trabajo ya que viene empleando la misma desde el inicio de su carrera y está a punto de jubilarse. Ella sostiene que los estudiantes son los que deben esforzarse por “aprobar”.

Preguntas
• ¿Cómo puede explicarse a partir de lo narrado el equilibrio entre los roles de enseñante y de garante?
• ¿Qué acciones podría pensar desde su rol para mejorar la continuidad de las trayectorias de los estudiantes?
• ¿Qué estrategias de corte y monitoreo puede prever? 
• ¿Cómo puede enfrentarse la resistencia de la segunda docente?

Por Sandra Sánchez y Néstor Zorzoli
 

Últimas Notas