Cambios en el menú: qué comen los chicos en el colegio y cómo se controlan los alimentos

Lunes 18 de Marzo de 2019

Para mejorar el perfil nutricional ahora hay más verduras y menos hidratos, se incluyó carne de cerdo y ya no sirven ni salchichas ni pan. Las inspecciones a los concesionarios.

Con el inicio de las clases en la Ciudad, las escuelas públicas estrenaron un menú cuyo diseño estuvo a cargo del equipo técnico de la Dirección General de Servicios a las Escuelas del Ministerio de Educación (DGSE) en conjunto con un chef. Durante el proceso se realizó una mesa de consulta con la presencia de Nutricionistas del Ministerio de Salud, del Programa Nutricional y de Desarrollo Saludable.
Para la confección se tuvieron en cuenta diferentes variables como la realidad alimentario nutricional de la población infantil, buscando incorporar mayor variedad de alimentos para fomentar buenos hábitos; las recomendaciones nutricionales adecuadas a la edad y al tipo de servicio;  la viabilidad en la realización de preparaciones en grandes cantidades y la seguridad sanitaria.
Se tomaron en cuenta las recomendaciones de la FAO, de la OMS y las estadísticas que reflejan que el 42% de los chicos de Ciudad presenta sobrepeso y obesidad.
El nuevo menú tiene un mejor perfil nutricional. Hay en todos los platos mayor presencia de verduras y frutas (todos los días); menor cantidad y mejor calidad de hidratos de carbono; inclusión de carne de cerdo, más legumbres y eliminación del pan en mesa. Además, hay una mayor variedad de platos, lo que evita la monotonía y el cansancio ante la reiteración de preparaciones.
Se hicieron modificaciones importantes en el almuerzo sumando más ensaladas como guarniciones, fruta todos los días y una reducción importante en la cantidad de pastas. No hay más medallón de pollo ni salchicha; se incluyó una tortilla de verduras y se mejoraron muchos productos optimizando el perfil nutricional de los mismos, asegurando siempre la calidad sanitaria.
Para los chicos de jardín se incluyó la fruta como postre todos los días y se eliminó la carne picada.
Otro cambio fundamental fue la eliminación del alfajor en el desayuno. En cambio, se sumaron galletitas de avena para lograr un aumento en el aporte de fibra y una fruta una vez por semana para los alumnos que reciben servicio de Comedor/Almuerzo.
En el refrigerio se incluyó el pan integral para aportar más fibras y se eliminó el salchichón con jamón. En su lugar, hoy se ofrece un sándwich de queso. En vez del alfajor se brinda un cereal inflado y en lugar del medallón de pollo se da fiambre de pollo con mejor perfil nutricional.
Con respecto a las escuelas privadas, las instituciones deben informar anualmente, a través de una Declaración Jurada, el programa de alimentación que brindan a sus alumnos. Este proceso administrativo consiste en la Homologación del Menú y se efectúa únicamente a través de SINIGEP (Sistema de Información de Gestión de Escuelas Privadas).
Por su parte, la Agencia Gubernamental de Control (AGC) se encarga de inspeccionar las 19 empresas concesionarias, tres cooperativas de trabajo y cuatro cooperadoras, encargadas de proveer alimentos a los chicos que comen en las escuelas.
En cada una de las inspecciones la AGC verifica que la mercadería utilizada para elaborar los alimentos esté debidamente rotulada garantizando su procedencia, verifica el estado de la mercadería, la higiene del lugar, la forma en que se manipulan los alimentos, que todos los integrantes de los centros elaboradores tengan libreta sanitaria y el curso de Manipulación de Alimentos (que también brinda la AGC) al día.
En la gran mayoría de los casos, los alimentos se elaboran fuera de las instituciones y se transportan en vehículos acondicionados. También las unidades transportadoras de alimentos (UTAs) utilizadas están bajo la órbita de control de la AGC que se encarga de inspeccionarlas.
Al respecto, Ricardo Pedace, Director Ejecutivo de la AGC sostuvo que “es primordial custodiar la salud de los chicos, por ello hacemos especial hincapié en los controles de estos lugares que son los encargados de alimentarlos durante su estadía en los colegios. Además se realiza un trabajo conjunto con otras áreas de Gobierno para garantizar la calidad de los alimentos”.
Durante el año pasado los inspectores de la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria de la AGC realizaron 91 inspecciones en estos concesionarios donde solo realizaron 8 actas intimando a mejoras, en su inmensa mayoría, edilicias y/o de infraestructura.

https://www.clarin.com/sociedad/cambios-menu-comen-chicos-colegio-controlan-alimentos_0_KwQaNGLZC.html