El mejor docente del mundo es un keniata que logró bajar la deserción y dona el 80% de su sueldo

Lunes 25 de Marzo de 2019

El profesor de Matemáticas Peter Tabichi, de 36 años, obtuvo el Global Teacher Prize y ganó un millón de dólares. Hubo un argentino entre los diez finalistas.

En medio de una ceremonia fastuosa, al mejor estilo Hollywood, con el australiano Hugh Jackman como el anfitrión de lujo -hasta se permitió cantar, algo infrecuente en su trayectoria-, la quinta edición de los Global Teacher Prize, que se realizó en el Hotel Atlantis Palm de Dubai, fue para el keniata Peter Tabichi, que se hizo acreedor del millón de dólares, por el incentivo a sus alumnos en desarrollar las ciencias en una comunidad de extrema pobreza,
De esta manera, el triunfo para el maestro de matemáticas rompe con la hegemonía de las mujeres, que habían triunfado en las cuatro ediciones anteriores, del megaevento organizado por la Fundación Varkey.

Por otra parte,, el argentino Martín Salvetti, que aspiraba con quedarse con la estatuilla, se quedó en las puertas de la gloria. Sin embargo, un par de horas antes, le había revelado a Clarín su premonición: "Todos los boletos los tiene el africano". Estuvo muy acertado.
Experto a la hora de crear suspenso, sabedor de este tipo de galardones en la industria cinematográfica, Jackman (50) estuvo a la altura de las circunstancias y de su prestigiosa reputación. Abrió el sobre, hizo una pausa, echó un vistazo a los diez docentes y lanzó: "Peter Tabichi". La ovación retumbo en todo el salón, donde el exuberancia, la puesta de luces y las escenografías estuvieron a la altura de los grandes acontecimientos.
Con ropas típicas, convencido y con actitud carismática, Tabichi, de 36 años, subió al escenario con cierto aire ganador. Como se venía rumoreando horas antes, entre la prensa y los curiosos, esta quinta edición puso el foco en las carencias de Africa. "Algo había escuchado, podía ocurrir este premio, y es justo que Africa esté en boca del mundo".
"Yo vivo y trabajo en un país con enormes carencias y sequía, donde la pobreza, las drogas y los suicidios suceden a menudo, donde los estudiantes tienen que caminar kilómetros hasta llegar a la escuela -se quiebra emocionado, mientras sostiene un ayudamemoria-. Quiero dedicar este premio a todos los maestros, a los que están aquí con los que compartí varios días, y me gustaría decir que sin pasión no hay manera de ejercer la docencia. Uno tiene que soñar, porque soñar te permite creer en los cambios".
A pesar de la falta de recursos, el profe africano armó un grupo de diseño de proyectos de investigación de excelente calidad. A tal punto, que más de la mitad de las propuestas calificaron para las competencias nacionales. Los resultados empezaron a verse rápido: cayó la deserción escolar notablemente, lo mismo que la violencia y la indisciplina y, por el contrarió, creció más del 100 por ciento el alumnado, 
En uno de los pasajes más emotivos, Tabichi llamó a su padre, con un "Pápa" -acentuando la primera vocal- sollozante, John, el hombre mayor, de saco azul, corbata verde y gorra al tono... y con un fuerte parecido a Nelson Mandela. Caminó erguido hasta el escenario y se fundió en un abrazo conmovedor. "Esto es gracias a vos", le dijo Peter, ante un auditorio que los ovacionó de pie.
El propio Salvetti, una vez lanzado su pronóstico, haba comentado: "Sería justo, la realidad de ellos es muy más difícil que la nuestra". Tabichi le había anticipado a Clarín, antes de levantar el premio, que ya sabía en qué invertiría el dinero. "La comunidad de Keriko, donde trabajo para unos 500 chicos, es una zona dura, plena de carencias".
Entre muchos de los méritos de Tabichi dentro de la docencia, y fuera de ella, también está la donación del 80 por ciento de un sueldo que no llega a los 400 dólares."Gano unos 40.000 chelines kenianos, pero el dinero no está entre mis necesidades".
En medio de flashes, cámaras y un séquito que lo protege y rodea como si fuera un rockstar, Tabichi redondea: "El dinero que yo dono es para mi comunidad, que lo necesita más que yo. Yo soy el maestro, el que está frente a los alumnos y debo guiarlos, Que ellos entiendan eso me genera una profunda felicidad".
Respecto de si tuvo la posibilidad de hablar con Salvetti, Tabichi dijo que sí, que le parece "admirable" el trabajo del argentino y que no sería "descabellado" pensar en Latinoamérica para el próximo año. Lo dice Peter, este hombre afable y alegre pese a las penurias que lo rodean, cuyo viaje a a Dubai significó el primer viaje en avión de su vida.

https://www.clarin.com/sociedad/martin-salvetti-candidato-mejor-maestro-mundo-veo-ganador-boletos-africano_0_Ut-YoEuFB.html

Últimas Notas