La lucha de una docente por modernizar la enseñanza en las aulas

Lunes 14 de Octubre de 2019

Laura Lewin propone alfabetizar con redes sociales y sumar la tecnología. Es autora, capacitadora y una de las consultoras más convocada a nivel nacional e internacional a la hora de hablar de educación, ya sea sobre las escuelas o el rol de los padres en la crianza de sus hijos.

Su compromiso con la educación nació a los 18 años, cuando daba clases de inglés en un colegio de su barrio. Desde entonces, descubrió que su meta principal es que la educación mejore día a día, actualizándose y adaptándose según las necesidades.
La importancia de las habilidades socio-emocionales, la autoconfianza y cómo tratar la personalidad de los chicos son algunos de los temas que suele tratar en sus talleres.
Hace un año, a partir de un video de Internet, fue convocada desde la organización TED para dar una conferencia. Fue así que recorrió países como Costa Rica, México y República Dominicana.
En esta época de campañas electorales, Laura plantea en sus conferencias que los políticos deberían preocuparse un poco más porque se actualicen los programas educativos.
 “Los programas muchas veces incluyen aspectos que los chicos después no verán jamás en sus vidas. Y para colmo, se les enseña de una manera aburrida. Entonces los alumnos terminan estudiando para aprobar y no para aprender”, reconoce.
Algunas de sus propuestas para mejorar tiene que ver nuevas alfabetizaciones utilizando las redes sociales; incorporar la tecnología en, por ejemplo, simuladores 3D o realidad virtual, para que a la hora de aprender algo también “lo puedan vivir”. Otro método sería repensar el diseño de aula: “Crear hiperespacios donde se conecte lo presencial con lo digital”, agrega.
Lewin no solamente es conocida por sus exposiciones. Como escritora además cuenta con un gran reconocimiento gracias a sus ocho libros publicados. Y el noveno, revela, ya está en marcha, aunque prefiere no adelantar detalles.
“Una como docente siempre sueña con poder cambiar la educación a gran escala”, asegura Laura. Y agrega: “Necesitamos que los directivos estén dispuestos a brindar las mejores condiciones para que los chicos puedan aprender, porque enseñar y aprender son dos cosas muy distintas”, concluye.

Últimas Notas